“El Tesoro de mis Recuerdos” Las experiencias del alma de Marta

Estándar

Aquí os dejamos un relato real que nuestra amiga Marta desea compartir sobre sus experiencias y aprendizajes  siendo niña…

Parte I

Ahora, un alto en el camino, una reflexión……

Permitirme contaros, un recuerdo mío, un tesoro que llevo guardado en mi corazón…. ¡Tantos años!….

Pero ahora, es el momento de contarlo, de darle luz…. Aunque sé lo difícil que va a resultar comprender, o incluso imaginar, sé que va a ser un esfuerzo enorme por vuestra parte, es un desafío, y os pido perdón , porque mi intención no es confundiros, ni crearos conflicto, sino acercaros más a una realidad, que para mí está clara, pues está en mi memoria, en mi corazón.…. Pero quiero contároslo, pues vosotros sois la llave de vuestro futuro, y al mismo tiempo os ofrezco un gran regalo,..

 

Se trata de mi experiencia, que está en mi memoria, daros cuenta, que lo que os voy a contar, es mi propio recuerdo, no es algo que se pueda manipular, es la Verdad, Mi Verdad, quiero hacer hincapié en esto porque su propia naturaleza, define su importancia.

 

Recuerdo perfectamente ser un Ser etéreo, un Ser Pleno, lleno de Amor, de Paz, de Armonía, de Luz y Felicidad. Recuerdo perfectamente, formar parte del Cosmos, sintiéndome un Ser completo, sintiéndome amada y al mismo tiempo amándolo todo…. Es algo tan increíble, es fantástico, pues no hay nada más que una inmensa felicidad…. te sientes pleno, pues se es consciente de todo tu Ser, que es muy completo y complejo, pues no se es un Ser por separado, eso no existe, se forma parte y se está en total armonía con el Universo. Esto que os relato es la existencia del Ser o el Alma, antes o después de la muerte física aquí en la Tierra.

Somos Seres Eternos, llenos de Amor y Sabiduría, después de la muerte física, seguimos existiendo, pero al abandonar nuestro estuche físico, (nuestro cuerpo), volvemos a reconectarnos con nuestro Ser en toda su Plenitud. Creedme cuando os digo que lo difícil es estar aquí viviendo, pues las Almas no quieren volver, sino que sólo vuelven porque tienen lecciones que aprender, para superarse en Sabiduría y Maestría, pero no es plato de buen gusto, pues al encarnar, se desconecta y se sufre por olvidar quienes somos en realidad, aunque no todas las Almas vienen a aprender, sino que otras vienen en servicio. La desconexión con nuestro propio Ser, nos lleva a vivir creyendo en la soledad, en que existimos como seres individuales, sin conexión los unos con los otros, y sin conexión con la naturaleza. Esto nos genera mucha tristeza, olvidándonos de cuán hermosos y maravillosos somos, olvidándonos que formamos parte de Todo y de Todos, y esa soledad que nos envuelve,  nos hace olvidar la Realidad y la Verdad, que está presente en nuestros corazones. Nos enredamos en el teatro de la vida, en nuestro ego, que no es más que nuestra mente. Sólo podemos reconectarnos si abrimos nuestro corazón al Amor, si nos escuchamos a nosotros mismos, si volvemos la mirada hacia nuestro interior, allí y sólo allí, están todas las respuestas, está toda la Verdad. Es así de sencillo, es así de hermoso, no tenemos que buscar líderes, ni Maestros, ni Guías, ni gurús, ni nada que se le parezca, las respuestas están todas en nuestro interior, en nuestro corazón.

Me doy cuenta que os estoy haciendo replantear muchos conceptos que creíais básicos, e inamovibles, pero por eso os pido este gran esfuerzo, de darle una oportunidad a esta información, aunque sea dejándola en un rinconcito de vuestra memoria, para que vaya madurándose con el tiempo. Os pido que no penséis sobre ello, eso es lo que no debéis hacer, la mente es limitada y lucha contra el Ser, que se ubica en el corazón. La mente no puede comprender lo espiritual, pues es práctica y se basa en la experiencia. Dejar la información a un lado, sin juzgarla, sin etiquetarla, y por sí sola, irá tomando forma, sin daros cuenta, ocurrirán cosas que irán confirmando, esta información.

Ahora que sabéis de mi gran tesoro, este maravilloso recuerdo me da fuerza día a día, me hace sentir en paz, y sobre todo ,me llena de felicidad,, me hace sentir fuerte y segura, que cada día sea, una nueva oportunidad de seguir mirándome hacia mi interior, recordando quien soy en realidad,  me llena de ilusión por vivir. Tengo un tesoro y lo quiero compartir con todos.

Os amo profundamente.  

 

Parte II

 

Parte de esos recuerdos, es como en ese espacio “no tiempo”, pues al existir de forma plena, no existe el tiempo, existe el Amor, la Energía Bella que todo lo envuelve y que nos pone en comunicación entre todas las formas de “vida”, o existencias del Universo. Nuestra Conciencia es infinita y va avanzando en Maestría y creciendo cada vez más en Luz.

Pude sentir a mis hermanos amados aquí en la tierra, pude ver su sufrimiento y lo sentía como mío, pues ellos son parte de mí y yo era parte de ellos. Mi inmensa felicidad, necesitaba que fuera también para ellos y no sería totalmente feliz, hasta que la totalidad de aquellas almas estuvieran reunidas con su Real Ser, en Dicha, Felicidad y Amor. Ese, es el Propósito que el Universo desea y trabaja para que ello se cumpla. Con este pulso en mi corazón decidí que trabajar y ayudar en la Tierra sería algo hermoso, y que merecería la pena arriesgarse a quedar atrapado en las energías de la tercera dimensión y generar Karma, por tanto, sufrir la desconexión con el Ser, que viene siendo lo mismo que “caer en el olvido”, decidí que conque una sola Alma pudiera reconectarse, ya valdría la pena correr ese riesgo. Así lo decidí (parece ser que me decidí bastante pronto, pues así me lo hicieron saber), pero aquel pulso en mi corazón era tan importante que no podía no hacerlo.

Tomada la decisión y como en esas dimensiones somos verdaderos, la aceptaron y se tomaron las medidas necesarias para mi “regreso”.

 

Nos juntaron a muchos  seres que habíamos decidido ayudar y nos proyectaron las diferentes opciones o “potencialidades”, que podrían ocurrir en la tierra con el transcurso de los años, según el nivel de conciencia de la humanidad y las decisiones tomadas de forma individual, por países y globalmente como planeta, pues la conciencia es una forma de energía y de Luz, de tal manera que el futuro de la humanidad y de nuestro planeta depende de nuestra unión en amor y fraternidad.

Había una enorme emoción y alegría cuando se veía a la humanidad unida en Amor y aquello era ¡una gran fiesta!, ¡todo el Universo lo celebraba!,¡ todos reunidos en familia por fin! , ¡todos juntos de nuevo!, aquel júbilo era tan inmenso que sentíamos un regocijo y una felicidad que no tengo palabras para describirlo. Y eso es lo que tiene que ocurrir. Si por un sólo segundo todos los seres humanos pudieran sentir el amor que se siente por ellos, nada sería igual. El poder del Amor es ¡ilimitado!.

Nuestros pensamientos son los que definen nuestro entorno, pues ellos crean, ya que el ser humano tiene la capacidad de crear y materializar aquello que proyecta en su mente. Cuando el Ser de esa persona está alineado y conectado con el corazón, se llena de Amor y sus creaciones son puras, por lo que crea Belleza, Vida y Luz, por el contrario el ego, no permite al corazón expresarse y empieza a crear con la mente. El gran reto del ser humano, es “sacudirse”, como lo haría un perro mojado para sacar el agua de su pelaje,  el ego y todo lo relacionado con él, (miedos, dudas, temores, rencores, rabias, envidias… y un largo etcétera), sacudirse todo eso y romper las falsas ideas y creencias, heredadas por generaciones, y comprender que no somos  seres individuales y separados los unos de los otros, sino que somos Uno y Todo a la vez. Cuando esta Verdad pulsa en el corazón, ya se traspasa el velo de la irrealidad de la tercera dimensión, y una bella realidad reluce con plenitud, y te das cuenta de que siempre ha estado ahí, que siempre se pudo ver, sólo depende de uno mismo, de amarse a sí mismo y amarlo todo y a todos. Cuando el cambio de estado se produce, se empieza a ver las Almas de los otros seres y el deseo que impera en el corazón es: “quiero que ellos también puedan ver la Verdad”; pues en los corazones de todos, hay un gran deseo de volver a encontrarse con su Ser Interior y lo están “gritando” en todo momento, lloran y piden regresar a ser, un solo Ser en comunión. Pero esa decisión la tiene que tomar cada Ser en su interior y no se puede hacer por los demás. Por ello, cuando un Ser está conectado, es capaz de despertar la conciencia de otros seres y conseguir que se iluminen desde su interior y salir de ese estado de inconsciencia.

 

A nivel individual, también pude ver diversas proyecciones sobre el transcurso de mi vida en la tierra, vi a mi familia, que había sido escogida porque ellos me ofrecerían el ambiente necesario para poder desarrollarme, y tuve una gran ventaja, pues me dieron permiso para que cuando me encarnarse, fuera un Ser Consciente, recordando exactamente quién era y cuál era la misión que tenía que realizar. Así pues, mi realidad fue por un tiempo la verdadera, trabajé con la Luz, fui ayudada y guiada en todo momento por mis Guías y Maestros y por mi amada Ángel de la Guarda.

 

Parte III

Una vez en la tierra, siendo muy pequeña en edad, cuando me iba a la cama a dormir, entrecerraba mis ojos y visualizaba una espiral de luz que giraba. Aquello me divertía pues mi mente se acallaba y veía como los pensamientos se deslizaban y ya no les prestaba atención. Llegado un punto, aquella espiral se hacía grande y yo empezaba a volar por aquellos túneles de luz ¡a una gran velocidad!; subía y bajaba, giraba y aquellos túneles, a veces se dividían en varias direcciones y yo simplemente me dejaba llevar, hasta que después de mucho volar acaba de pronto en una gran espacio abierto donde flotaba.

Esta práctica se convirtió en mi gran pasatiempo y no pasaba noche en que no viajara por esos túneles, hasta que una maravillosa noche, un precioso Ángel  vino a buscarme. Una maravillosa presencia llena de Amor me dijo: “no me tengas miedo, no te asustes”, y yo pude sentir como su Luz me llenaba de Amor y  enseguida supe que no tenía que tener miedo.

Entonces me dijo que venía a buscarme, pues era hora de empezar a prepararme para trabajar, para realizar aquello a lo que había venido, me viene a la mente como si fuese una primera fase de mi trabajo. La cogí de la mano y nos fuimos volando, hasta un lugar donde se enseñaba a los seres a romper con los estereotipos que ya nuestros padres y la sociedad habían empezado a instalarnos, esos viejos patrones que son erróneos y nos engañan, alejándonos de nuestro propio potencial del Ser.

Recuerdo que en aquel lugar había muchos grupos de personas y también había niños como yo, y nos poníamos una especie de buzos, así nos vestíamos los aprendices, luego estaban los Guías de  grupos que vestían de otra manera, llevando unos cinturones que gracias a su color, indicaban  lo que eran y luego  había otros “Maestros”, de mayor rango con otro color de cinturón. De tal forma que con sólo ver su ropa sabías que función tenían en aquel lugar.

Nada más llegar al planeta, nos subían a unas plataformas en forma de disco que nos limpiaban de energías negativas, ya que en ese planeta se vibraba más alto y teníamos que elevar nuestras vibraciones. Después de esa limpieza empezaban a enseñarnos y a romper los patrones erróneos de nuestra mente.

Lo que mejor recuerdo, era que nos decían que el ser humano puede volar. Y claro nosotros no lo creíamos, hasta que lo comprobábamos, esa era prácticamente la primera lección, pero era tan rompedora que cuando conseguíamos volar dominando nuestra mente y creyendo en nuestra fuerza interior, de pronto “Todo era posible”, así era nuestro “bautismo”, el Amor es infinito y su poder también. Cree en los milagros pues todo lo puedes hacer. Aquello fue un gran aprendizaje.

Recuerdo una de esas noches, yendo con mi Ángel camino del planeta, nos cruzamos con un primo mío que también iba con su Ángel y nos reconocimos, nos dió mucha alegría,  pero en la actualidad no puedo recordar que primo es.

La clase duraba toda la noche, y cuando podíamos ver a mi madre caminando por el pasillo para venir a despertarme, entonces volvía rápido a mi cama para hacerme la dormida y lo curioso es que me levantaba con una gran energía, a pesar de estar toda la noche trabajando.

La parte triste era que llegaba a la cocina y miraba a mi madre con ganas de contarle, en que sitios maravillosos había estado y cuando abría la boca para hacerlo, mis Guías me decían ”no lo va a comprender”, así que con mucha pena, me lo tuve que guardar en mi corazón.

 

43 años después, a petición de un alma muy bella, me encuentro  plasmando estos maravillosos recuerdos.

 

No puedo precisar cuánto tiempo duró esta etapa, pero una buena noche me encontré en un Templo, en el había un pasillo central por donde comencé a caminar y dos seres angélicos me aguardaban a pie de un Altar. Cuando me aproximé al Altar un gran Ser de Luz se me presentó, era tan grande su Luz que me sobrecogió y me llenó de Amor hasta elevarme, era fascinante, era puro Amor. Me doy cuenta que no soy capaz de describirlo, no tengo palabras.

Me dijo que había terminado con éxito esta primera etapa de mi misión y me traía un regalo. En su mano apareció una llamita blanca, y cuando yo extendí mi mano para cogerla, me encontré de pronto envuelta en una llama blanca. ¡Dios Mío!, qué alegría  sentía, satisfacción por haber hecho mi trabajo y fascinación por aquel regalo. Pero aquel regalo era en sí, una gran lección. Pues debía saber ser merecedora de su Luz, de su energía e integrarla en mi interior. Aquí se acaban mis recuerdos, y no sé si lo conseguí o no.

Dentro de las enseñanzas que recuerdo, una fue la de la oración. Me enseñaron el poder de las palabras cuando salen del corazón. Son pura magia, pues se hacen realidad según las vamos diciendo. Pero para ello, hay que “enfocar”, y ¿Qué es enfocar?,- preguntaba yo a aquel Guía que me estaba hablando-, enfocar es vivir y sentir desde el corazón como una realidad, la palabra que sale con Amor y Luz de nuestro corazón. Por ello,  me enseñaron a que cada palabra debe tener su tiempo y su espacio,  para que su energía se libere y los ángeles puedan recogerla y llevarla a su destino. Pues así era como ellos me enseñaron a rezar, visualizando, amando cada palabra de la oración que pronunciaba. Una de las oraciones que recuerdo es la de la Gran Invocación, otra la Invocación a la Sagrada Llama Violeta para el Planeta, recuerdo el  mantra Rahma y la explicación de porqué era tan importante mantralizarlo, pues  nuestro planeta y el Universo necesita de esta limpieza energética que proporciona este mantra, pues ayudará a que la Luz Violeta llegue bien a la tierra, ya que limpia las energías negativas del planeta y del Universo. Con otras palabras, el canal para que la Luz llegue, se limpia y se encontrará menos resistencias para iluminarnos.

 

También recuerdo que para trabajar en visualizaciones con los Rayos Sagrados, hay diversas herramientas. Recuerdo un anillo que se agarra con las dos manos, pues tiene una barra cruzándolo a modo de diámetro y ese aro o anillo empieza a girar a gran velocidad, potenciando el poder de enfoque del Rayo emanado desde el corazón. Se visualiza estando en el Universo y visualizando al planeta  como objetivo.

 

Parte IV

Después de esto, poco a poco me fui desconectando, con el transcurso de los años, no sé si tenía que ser así o porque me enredé en el ego, bueno, la cuestión es que poco a poco y con muchísimo esfuerzo, me voy recordando y llenándome de paz, recordando el amor que siento por todos y por mí misma.

La dificultad es mayúscula y con esta gran ventaja de mis recuerdos debería de ser más fácil, así que cualquier esfuerzo que hagáis por reconectaros con vosotros mismos, será muy recompensados, pues ya saben que la presión que se ejerce sobre el ser humano es muy grande.

Os animo pues a todos, que saquéis a vuestra Fuerza Interior con ánimo y decisión, pues toda la ayuda del Universo estará a vuestros pies para ayudaros.

Recordad que somos muy amados, y que nos están esperando con una gran fiesta, para celebrar nuestro regreso. Nuestra familia nos espera.

 

¡Sed valientes!, ¡decisión! y buscad la Verdad que está guardada en vuestro corazón, ¡tomad la decisión, de saber quién sois de verdad!. Esta es la puerta a nuestro reencuentro, a la Verdad que Todo lo Une y que Todo lo Es.

 

Eternamente vuestra: Una servidora.

Nota aclaratoria:

 

Afortunadamente, existen otros blogs, libros, enlaces que tienen cosas en común con mis recuerdos, eso es porque   son , en concreto, de la evolución del Ser y pura Conciencia, éstos son únicos y verdaderos, ya que no podemos  olvidar que no existe la dualidad más allá de la tercera dimensión,  no hay ego y por lo tanto no hay interpretaciones de la mente, sólo se viven las experiencias a través del corazón,  y la Verdad es Única. Así que me imagino que muchos otros libros existirán que dirán lo mismo, todos, el mismo mensaje, y esto reafirma más todavía su valor, sintiéndome  más que nunca  segura a la hora de darle luz, porque todo esto tiene un único propósito y el corazón y el Amor es la conexión que tenemos entre todos y todo.

 

 

 

Aquella personas que lo deseen, podrán ponerse en contacto conmigo en esta dirección e-mail: dimetuquepiensas@gmail.com.

 

Muchas gracias a todos por vuestra Luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s